martes, 8 de marzo de 2016

La galería de los susurros. Teresa Hernández

La galería de los susurros
Teresa Hernández, pinchar en: Biografía
Editorial libros Mablaz
Páginas: 211
ISBN: 978-84-944937-4-4
Disponible en la Web, pinchando en: La galería de los susurros
Novela ganadora del III Concurso de Narrativa de Libros Mablaz. 

Otros títulos de la autora en Libros Mablaz: Las esquinas de mi cabeza

Sinopsis:

Existe un pasillo que no tiene principio ni fin en el que el pasado se confunde. Es un lugar inhóspito habitado por seres extraordinarios que ocultan leyendas; casi ninguna tiene trascendencia, pero todas forman parte de la historia, la que vivimos y la que se vivirá.

Eso es La Galería de los Susurros…

El término “galería de susurros” en arquitectura define a un edificio con capacidad de transportar un sonido leve a otras partes de su espacio. En esta novela se refiere a las voces que han pasado de generación en generación y que han permitido recomponer la historia de una saga familiar ubicada en las frías tierras sorianas desde el siglo XIX hasta la actualidad. Se trata de un paseo por la historia  que convierte en protagonistas a personas anónimas de cinco generaciones sucesivas.

Podéis leer el primer capítulo, pinchando en: Extracto La galeria de los susurros
El proceso de las dos portadas, pinchando en: Teresa Hernández, en blog Imágenes Mari Carmen 


Reseña:



Mis impresiones:
Mari Carmen Lopez

Tras Las esquinas de mi cabeza, que nos lleva aparentemente a una trama familiar y nos sumerge en una apasionante historia para nada esperada, empiezo esta novela sabiendo que el estilo y el contenido serán de mi agrado. Ha sido además, la novela ganadora del III Concurso de narrativa de Libros Mablaz.
Sabía que en parte era un paseo por la historia a través de hechos y personas, relatado como recuerdos contados o vividos. Historias de Soria a través de cinco generaciones…

La historia empieza con Teresa, una niña pequeña de vacaciones en la playa.
Me gustó mucho empezar con esta historia. Una niña alegre y despierta, muy activa y lista, preámbulo que nos lleva a verla crecer en un colegio de monjas en el que no puede concentrarse en los estudios, en el que no desarrolla sus inquietudes y pasa las clases absorta, mirando a la ventana… y comienzan los recuerdos…

“Teresa nunca está sola. Ella custodia el alma de las innumerables generaciones que la precedieron, de unas personas cuyas historias oye en ocasiones en boca de sus abuelos y no quiere olvidar porque presiente que siguen ahí, encerrados en el código genético que ha heredado. Ellos le dotaron de una nariz que sigue los cánones de estética clásica, igual a la que muestran las estatuas romanas que permanecen hieráticas en los museos, de un cuerpo menudo y una mente despierta que por suerte podrá desarrollar en el futuro. No abundan entre los personajes que vigilan su sueño los guerreros medievales cubiertos con cota de malla, tampoco las damas elegantes con los cabellos recogidos en la nuca, aunque alguno sí deambula. Por el contrario se encuentran pieles cortadas por el viento y el frío, hombros cubiertos con jubones; hay muchas las pellizas de oveja y alpargatas de esparto. Allí están atentos, apilándose a su alrededor para comprobar cómo se rinde dormida al final del día.
Ya han llegado todos. En la habitación no cabe ni un alfiler.
Teresa comienza entonces a recordar soñando…”

Enlazamos con la historia de Manuel, ahora ya mayor, algo rudo, quizás como eran los hombres de su época, un labrador y una vida, su mujer y ahora sus nietos; recuerdos de tiempos pasados, quizás no los mejores momentos, pero conocer el pasado enriquece el presente. La vida en la aldea, el campo, el trato a las mujeres, a los niños; una vida que abarca gran parte de nuestra historia.

Sigue Teresa creciendo y la vemos rebelarse, crear su mundo, decidir lo que le gusta, pensar en escribir… algo que se le da muy bien y más con su gran imaginación.

Enlaza la historia de Vicente, de cómo casaban a unos jóvenes casi desconocidos y cómo el tiempo les unió, les separó y tuvo que continuar con una vida anclada en momentos pasados. La llamada del ejército hace que salga de una vida que no le gusta y le lleva a Cuba donde le espera algo peor, malvive, se deja “cuidar” y tras un penoso y difícil viaje de regreso vuelve a su casa en la que seguirá añorando un pasado que le arrebataron.

Teresa es ya una adolescente asidua de las bibliotecas, devorando todo tipo de historias. Se cuestiona las ideas de las monjas, simpática, sociable y tímida descubre también el primer amor…

“Es un momento histórico de cambios salvajes como consecuencia de la aún reciente muerte del dictador y todo alrededor parece girar en torno a ese tema o ser consecuencia de él. La crispación que se vive en las calles traspasa con facilidad los frágiles tabiques de las escuelas y transmite a los alumnos una mezcla de esperanza en el futuro y temor a la forma en que transcurrirá la metamorfosis social.”

Mientras Teresa crece y conocemos sus progresos, sus deseos; sigue enlazando las vidas de tantos otros que retratan el paso de los años y los sucesos en España a través de unas historias que nos hacen sentirnos parte de ellos, ya que sus vidas traen también recuerdos de nuestros padres, abuelos y antecesores.

Estamos ante una novela en la que Teresa es esa persona cercana que vemos crecer, compartimos sus momentos como si los viviéramos junto a ella, al igual que la vida de sus ancestros. Una novela que aporta tantas cosas como vidas nos relata, y nos deja pensando a su final en cómo las siguientes generaciones recuperarán igualmente nuestras vidas como parte de su historia.

“Teresa medita sobre el significado de la galería de los susurros y se relaja. El día de su nacimiento la vaticinaron que sería Aleja los que la miraron con los ojos de la dama loca que alimentaba a los pájaros, y Manueleja los que llegaron al hospital procedente de la sierra de los montes romos. Todos se equivocaron. No es sino ella misma, una disolución miscible fabricada a partir de los retazos de individuos ancestrales de los que jamás tuvo noticia. Y llegará un día en que buscará a los suyos en los rincones de esas descomunales salas vacías que forman el pasadizo de los murmullos, a los anteriores y a los que vendrán después de sus hijos.” 

-¡Un muy recomendable paseo por los recuerdos!
Felicidades Teresa.


El libro en la prensa de Soria:
el MIRÓN de SORIA.es
Ya está a la venta "La Galería de los Susurros", libro de la escritora Teresa Hernández, ganadora del III Premio de narrativa de la editorial Libros Mablaz.

Ya está a la venta "La Galería de los Susurros", libro de la escritora Teresa Hernández, ganadora del III Premio de narrativa de la editorial Libros Mablaz.

El libro es un homenaje a los tiempos pasados con personajes y paisajes sorianos.
La Galería de los Susurros relata la evolución de una mujer de raíces sorianas desde su infancia hasta la edad adulta a través de una saga familiar.
Los personajes, que existieron realmente, recorren cuatro episodios de la historia reciente de España.
En el primer capítulo se describe la vida rural en la Castilla profunda del siglo XIX. Para ello se recurre a "Manuelejo", un agricultor que vive en una pequeña aldea de la provincia de Soria. Manuel es un anciano analfabeto que evoca lo que ha sido su vida cuando está al borde de la muerte. Recuerda la dureza del clima, las penurias que le han tocado vivir, la rebeldía de su juventud y la sumisión a la que la edad le obliga.
Vicente es el protagonista del segundo capítulo. Es un pastor ignorante que es reclutado para combatir en la guerra de Cuba y es herido apenas llega al destino. Este personaje nos sumerge en el ambiente de frustración que respiraba la sociedad española de finales del XIX a través de la experiencia de una persona inculta que no entiende por qué ni para quién lucha, ni siquiera sabe ubicar dónde se encuentra.
En el tercer capítulo es Pedro quien nos introduce en lo que significó la pérdida de las colonias en África. Este protagonista logra sobrevivir milagrosamente al desastre de Annual para regresar a su pueblo donde él idealizaba iniciar su vida, pero la situación allí es tan penosa que se ve obligado a emigrar a Madrid para procurar alimento a su familia. En la capital, estalla la guerra civil aunque, debido a su edad, sólo es llamado a filas pocos meses antes de terminar el conflicto y no llega a salir del cuartel.
Madrid
El cuarto capítulo se desarrolla a través de las anécdotas y los ardiles que una serie protagonistas castizos idean para sobrevivir en la escasez del momento. Es un capítulo muy colorido en cuanto a personajes y situaciones. Cada uno de los capítulos se vincula con los anteriores a través de una historia familiar.
Se llega así al último de ellos en el que la protagonista, Teresa, es ya una mujer adulta y capaz de comprender la historia que sus antepasados no pudieron por culpa de la ignorancia y la penuria en que vivieron sumidos. La protagonista de este último episodio se mueve en el momento actual.
La Galería de los Susurros es un paseo por la historia desde el siglo XIX hasta la actualidad que convierte en protagonistas a personas anónimas. El libro se puede adquirir en librerías a través de distribución, Amazon y la página web de la editorial Libros Mablaz.


http://www.desdesoria.es/?p=180773
mar 10.16

El libro ‘La Galería de los Susurros’ ambientado en Soria, se puede leer desde hoy

La Galería de los Susurros, que sale hoy a la venta, relata la evolución de una mujer de raíces sorianas desde su infancia hasta la edad adulta a través de una saga familiar. Los personajes, que existieron realmente, recorren cuatro episodios de la historia reciente de España. El libro está escrito por Teresa Hernández, ganadora del III Premio de narrativa de la editorial Libros Mablaz.
En el primer capítulo se describe la vida rural en la Castilla profunda del siglo XIX. Para ello se recurre a ‘Manuelejo’, un agricultor que vive en una pequeña aldea de la provincia de Soria. Manuel es un anciano analfabeto que evoca lo que ha sido su vida cuando está al borde de la muerte. Recuerda la dureza del clima, las penurias que le han tocado vivir, la rebeldía de su juventud y la sumisión a la que la edad le obliga.
Vicente es el protagonista del segundo capítulo. Es un pastor ignorante que es reclutado para combatir en la guerra de Cuba y es herido apenas llega al destino. Este personaje nos sumerge en el ambiente de frustración que respiraba la sociedad española de finales del XIX a través de la experiencia de una persona inculta que no entiende por qué ni para quién lucha, ni siquiera sabe ubicar dónde se encuentra.
En el tercer capítulo es Pedro quien nos introduce en lo que significó la pérdida de las colonias en África. Este protagonista logra sobrevivir milagrosamente al desastre de Annual para regresar a su pueblo donde él idealizaba iniciar su vida, pero la situación allí es tan penosa que se ve obligado a emigrar a Madrid para procurar alimento a su familia. En la capital, estalla la guerra civil aunque, debido a su edad, sólo es llamado a filaSale a la venta La Galería de los Susurros, de la escritora Teresa Hernández, ganadora del III Premio de narrativa de la editorial Libros Mablaz.
Un homenaje a los tiempos pasados con personajes y paisajes sorianos.
“Existe un pasillo que no tiene principio ni fin y en el que el pasado se confunde con el futuro. Es un lugar inhóspito habitado por seres extraordinarios que ocultan sus leyendas; casi ninguna tiene trascendencia pero todas forman parte de la historia, la que vivimos y la que se vivirá. Eso es La Galería de los Susurros…”
La Galería de los Susurros relata la evolución de una mujer de raíces sorianas desde su infancia hasta la edad adulta a través de una saga familiar. Los personajes, que existieron realmente, recorren cuatro episodios de la historia reciente de España.
En el primer capítulo se describe la vida rural en la Castilla profunda del siglo XIX. Para ello se recurre a “Manuelejo”, un agricultor que vive en una pequeña aldea de la provincia de Soria. Manuel es un anciano analfabeto que evoca lo que ha sido su vida cuando está al borde de la muerte. Recuerda la dureza del clima, las penurias que le han tocado vivir, la rebeldía de su juventud y la sumisión a la que la edad le obliga.
Vicente es el protagonista del segundo capítulo. Es un pastor ignorante que es reclutado para combatir en la guerra de Cuba y es herido apenas llega al destino. Este personaje nos sumerge en el ambiente de frustración que respiraba la sociedad española de finales del XIX a través de la experiencia de una persona inculta que no entiende por qué ni para quién lucha, ni siquiera sabe ubicar dónde se encuentra.
En el tercer capítulo es Pedro quien nos introduce en lo que significó la pérdida de las colonias en África. Este protagonista logra sobrevivir milagrosamente al desastre de Annual para regresar a su pueblo donde él idealizaba iniciar su vida, pero la situación allí es tan penosa que se ve obligado a emigrar a Madrid para procurar alimento a su familia. En la capital, estalla la guerra civil aunque, debido a su edad, sólo es llamado a filas pocos meses antes de terminar el conflicto y no llega a salir del cuartel.
Pedrito es un joven que vive su infancia en El Rastro madrileño en plena posguerra. El cuarto capítulo se desarrolla a través de las anécdotas y los ardiles que una serie protagonistas castizos idean para sobrevivir en la escasez del momento. Es un capítulo muy colorido en cuanto a personajes y situaciones.
Cada uno de los capítulos se vincula con los anteriores a través de una historia familiar. Se llega así al último de ellos en el que la protagonista, Teresa, es ya una mujer adulta y capaz de comprender la historia que sus antepasados no pudieron por culpa de la ignorancia y la penuria en que vivieron sumidos. La protagonista de este último episodio se mueve en el momento actual.
La Galería de los Susurros es un paseo por la historia desde el siglo XIX hasta la actualidad que convierte en protagonistas a personas anónimas. Es un intento de rescatar la memoria histórica de las cuatro generaciones que nos precedieron y gracias a las que vivimos el momento actual. Se trata de un retrato costumbrista en ocasiones duro pero también entrañable y con mucho sentido de humor que nos reconcilia con nuestro pasado inmediato.
El libro se puede adquirir en librerías a través de distribución, Amazon y la página web de la editorial Libros Mablaz: www.librosmablaz.coms pocos meses antes de terminar el conflicto y no llega a salir del cuartel.
Pedrito es un joven que vive su infancia en El Rastro madrileño en plena posguerra. El cuarto capítulo se desarrolla a través de las anécdotas y los ardiles que una serie protagonistas castizos idean para sobrevivir en la escasez del momento. Es un capítulo muy colorido en cuanto a personajes y situaciones.
Cada uno de los capítulos se vincula con los anteriores a través de una historia familiar. Se llega así al último de ellos en el que la protagonista, Teresa, es ya una mujer adulta y capaz de comprender la historia que sus antepasados no pudieron por culpa de la ignorancia y la penuria en que vivieron sumidos. La protagonista de este último episodio se mueve en el momento actual.
La Galería de los Susurros es un paseo por la historia desde el siglo XIX hasta la actualidad que convierte en protagonistas a personas anónimas. Es un intento de rescatar la memoria histórica de las cuatro generaciones que nos precedieron y gracias a las que vivimos el momento actual. Se trata de un retrato costumbrista en ocasiones duro pero también entrañable y con mucho sentido de humor que nos reconcilia con nuestro pasado inmediato.
El libro se puede adquirir en librerías a través de distribución, Amazon y la página web de la editorial Libros Mablaz: www.librosmablaz.com

 
  


 Libros Mablaz publica en estos tres blogs, cada uno para una necesidad, y tiene Web de venta de libros con gastos de envío gratis, además se pueden pedir sus libros en grandes librerías.